Compras verdes

El problema

Los establecimientos de salud compran miles de productos distintos que decenas de diferentes servicios requieren. A menudo sin saberlo, los hospitales pueden llegar a comprar artículos que resultan tóxicos para el personal o los pacientes, o que tienen un impacto grave sobre el medio ambiente. El sistema de compras que prioriza al medio ambiente identifica estos problemas y los evita.

Desde eliminar el material de envase innecesario hasta buscar alternativas que sustituyan a los productos que contengan mercurio u otras sustancias tóxicas, la decisión de compra puede tener un efecto fundamental para ofrecer una salud sin daño.

En general, los productos que priorizan el medio ambiente:

  • Son menos tóxicos
  • Son mínimamente contaminantes
  • Hacen un uso más eficiente de la energía
  • Son más seguros y saludables para los pacientes, el personal y el medio ambiente
  • Poseen mayor contenido de materiales reciclados
  • Contienen menos material de envase
  • No contienen fragancias.

Los establecimientos de salud pueden mejorar sus iniciativas de compras de productos que produzcan un menor impacto ambiental (ecológicamente responsables) fijando objetivos específicos. Los responsables de compras/provisión de materiales pueden trabajar con los proveedores, distribuidores, fabricantes y entidades de compras centralizadas de insumos hospitalarios, solicitando productos que sean más ecológicos y menos nocivos para el personal.

Lea la lista que sigue a continuación para ver otras ideas con respecto al sistema de compras que prioriza al medio ambiente.

  • En aquellos productos que son de uso regular, optar por comprar a granel, en envases grandes
  • Comprar materiales reciclados
  • Usar ambos lados de las hojas
  • Eliminar los productos que contengan látex
  • Comprar productos con uso eficiente de la energía
  • Menos material de envase y
    más bolsas y elementos reutilizables
  • Comprar productos alternativos a aquellos que contienen retardantes de llama
  • Comprar productos alternativos a aquellos que contienen mercurio
  • Comprar productos alternativos a los productos de PVC que contengan ftalatos
  • Comprar alimentos con contenido reducido de antibióticos
  • Reprocesar aquellos insumos que pueden usarse sólo una vez
  • Elegir productos reutilizables