Compras sostenibles

¿Por qué las compras sostenibles son una estrategia para lograr ambientes más sanos y ecológicamente sustentables?

Las compras sostenibles pueden generar impactos positivos en la salud de los pacientes, las comunidades y el ambiente. De hecho, las compras públicas han sido identificadas como un punto de entrada clave para promover patrones de producción y consumo más sostenibles[1][2].La influencia de los procesos de compras en el impacto ambiental del sector salud es ampliamente reconocido, al tiempo que las prácticas de compras sostenibles tienen la capacidad de generar una reducción significativa de las emisiones de gases de efecto invernadero del sector de la salud a nivel global[3][4][5][6].Por ejemplo, las emisiones relacionadas con la cadena de suministro representan al menos el 65% de la huella de carbono del Servicio Nacional de Salud de Inglaterra (NHS) y el 82% de la huella de carbono del Fondo Mundial para proyectos relacionados con VIH / SIDA y tuberculosis en Tayikistán administrado por el PNUD[7][8].

 Existen tres formas diferentes a través de las que el sector de la salud puede afectar negativamente la salud de las personas y el medio ambiente:

  1. Pacientes, trabajadores de la salud y comunidades de todo el mundo están expuestos a riesgos ambientales y de salud durante la implementación de programas de salud -por ejemplo, a través de la exposición directa a agentes biológicos o químicos, o riesgos para la salud provenientes de una mala gestión o incineración de los residuos[9] [10] [11] [12].
  2. La producción de productos de uso médico puede tener un impacto en la salud y el bienestar. Por ejemplo, existe una creciente preocupación por los restos de productos farmacéuticos que se acumulan en el ambiente, principalmente en los ríos y lagos de todo el mundo[13] [14].
  3. El sector de la salud en su conjunto está contribuyendo al cambio climático global, además de impactar en la salud planetaria, a través de sus emisiones de gases de efecto invernadero[15][16][17][18].

Al adoptar políticas, estrategias y prácticas de compras sostenibles, los sistemas de salud, los gobiernos y las agencias internacionales pueden ser los impulsores de un cambio significativo hacia economías ecológicamente sustentables e inclusivas, además de avanzar hacia sistemas de salud climáticamente inteligentes[19]. Esto requiere de productos y servicios que cumplan con criterios ambientales, de salud y sociales a lo largo de todo su ciclo de vida.

Las compras sostenibles, especialmente cuando pueden implementarse a gran escala, son una estrategia clave para impulsar la demanda de prácticas de producción y gestión de residuos sostenibles dentro del sector de la salud a nivel mundial. En las últimas dos décadas, Salud sin Daño, Practice Greenhealth y otros actores clave han utilizado este enfoque con éxito para reducir significativamente el impacto ambiental del sector salud sobre las comunidades y el ambiente en América Latina, Estados Unidos, Europa y Asia. En un primer momento, mediante campañas para la eliminación de la incineración de residuos y la sustitución del mercurio; desde finales de 2011, a través de la Agenda Global y la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables , una comunidad mundial de hospitales, sistemas de salud y organizaciones profesionales y académicas que buscan reducir su huella ecológica y promover la salud ambiental pública.

Al mismo tiempo, desde 2012, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) -en su función de Receptor Principal del Fondo Mundial y a través de la iniciativa de Compras Sostenibles en el Sector de la Salud (SPHS)- ha trabajado con socios estratégicos para fortalecer las prácticas de compras sostenibles. Entre los socios que participan de la iniciativa SPHS, se encuentran siete agencias de la ONU y otras grandes iniciativas mundiales de salud que colectivamente adquieren un valor estimado de USD 5.000 millones por año en insumos médicos y medicamentos, de los que la mayoría es producida o fabricada por países del Cono Sur.

Estas iniciativas, a pesar de que pueden demostrar una buena relación costo-eficacia, aún están lejos de ser institucionalizadas en la mayoría de los países en desarrollo. Las comunidades y el ambiente de los países en desarrollo siguen viéndose afectados de manera negativa por actividades de la cadena de compras del sector salud que emiten gases de efecto invernadero, agotan los recursos naturales y aumentan la contaminación química en estas comunidades.


Referencias

[1] UNDP (2015). The Green Procurement Index Health (GPIH) Phase 1 Report
[2] http://www.unep.org/10yfp/Portals/50150/downloads/Final_report_Sustainability_of_supply_chains_SPP_140630_aug19.pdf
[3] Grupo del Banco Mundial (2017). Cuidado de la salud climáticamente inteligente: http://documentos.bancomundial.org/curated/es/665741524132689024/Climate-smart-healthcare-low-carbon-and-resilience-strategies-for-the-health-sector
[4] http://www.sduhealth.org.uk/policy-strategy/reporting/hcs-carbon-footprint.aspx
[5] http://www.sduhealth.org.uk/documents/Pharma_ Full_Guidance_ GHG_Nov_2012.pdf
[6] UNDP (2015). The Green Procurement Index Health (GPIH) Phase 1 Report
[7] http://www.sduhealth.org.uk/policy-strategy/reporting/nhs-carbon-footprint.aspx
[8] http://www.arup.com/projects/carbon_footprint_of_undp_administered_global_fund_grants
[9] Georgescu, C. (2011). Report of the Special Rapporteur on the adverse effects of the movement and dumping of toxic and dangerous products and wastes on the enjoyment of human rights. 2011, 18th session of the Human Rights Council: Geneva.
[10] ILO/WHO Joint Global Framework for National Occupational Health Programmes for Health Workers, 2010. http://www.ilo.org/sector/activities/sectoral-meetings/WCMS_161132/lang--en/index.htm
[11] Harhay, M.O. et al. (2009). Health care waste management: a neglected and growing public health problem worldwide. Trop Med Int Health, 2009. 14(11): p. 1414-7.
[12] Chartier, Y. et al edited (2014) Safe management of wastes from health care activities, second edition Available online at:http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/85349/1/9789241548564_eng.pdf?ua=1
[13] http://ec.europa.eu/health/human-use/environment-medicines_en
[14] UNDP (2016) Uppsala presentation
[15] Grupo del Banco Mundial (2017). Cuidado de la salud climáticamente inteligente: http://documentos.bancomundial.org/curated/es/665741524132689024/Climate-smart-healthcare-low-carbon-and-resilience-strategies-for-the-health-sector
[16] Eckelman MJ, Sherman J (2016) Environmental Impacts of the U.S. Health care System and Effects on Public Health. PLoS ONE 11(6): e0157014. doi:10.1371/journal.pone.0157014.  Disponible online en: http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0157014
[17] WHO 2013. http://www.who.int/phe/publications/greening-procurement-in-the-health-sector/en/
[18] http://www.sduhealth.org.uk/documents/Pharma_ Full_Guidance_ GHG_Nov_2012.pdf
[19] WHO (2010) Health in the Green Economy: Co-benefits to health of climate change mitigation. Disponible online en:http://www.who.int/hia/hgebrief_health.pdf?ua=1 [Accessed on 02/05/2017].  Ver también WHO Health in the Green Economy series of reports: http://www.who.int/hia/green_economy/en/