Edificios saludables

El problema

Durante todo su ciclo de vida, los materiales de construcción pueden liberar sustancias químicas tóxicas, amenazando la salud de quienes habitan las construcciones y de la comunidad en los lugares donde se fabrican los materiales y se disponen. El enfoque sobre el impacto en la salud por los edificios es consistente con el principio esencial de los profesionales de la salud: primero no dañar.

Imagine si los centros de tratamiento de cáncer se construyeran sin materiales que provoquen cáncer; si las clínicas pediátricas se construyeran sin emplear materiales que desencadenen asma; si los hospitales ofrecieran alimentos saludables...

Lo imaginado se está convirtiendo en realidad a medida que algunas instituciones de salud del mundo están construyendo hospitales saludables. La Guía Verde para el Cuidado de la Salud es un importante recurso que están empleando los hospitales para construir hospitales saludables para la gente y el ambiente.

 

Un punto importante en el diseño y la construcción de un edificio saludable es la utilización de materiales saludables, incluyendo aquellos materiales libres de PVC o formaldehído y sin o con la menor cantidad posible de compuestos orgánicos volátiles (COVs). Los materiales saludables son aquellos que son fáciles y seguros para reutilizar, reciclables o biodegradables.

Son numerosos los beneficios de la implementación de prácticas de edificios verdes en las instituciones de la salud.

Un abordaje integrado puede, entre otras cosas, reducir los costos en el consumo de electricidad; la luz natural y una calidad de aire interior saludable pueden mejorar la productividad, retener al personal, mejorar el resultado con los pacientes; una selección cuidadosa de los materiales para interiores puede reducir la limpieza y los costos de mantenimiento.

Salud sin Daño, junto con la Red de Edificios Saludables, está colaborando con los sistemas del cuidado de la salud para promover el uso de materiales, diseños, prácticas de construcción y funcionamiento más saludables, de manera de mejorar la salud pública y contribuir a la protección del ambiente.

Visite el sitio web de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables para más información sobre este tema.